SUIZA ES UNO DE LOS LUGARES MÁS ATRACTIVOS PARA LAS EMPRESAS DE BIOTECNOLOGÍA

Sep 10, 2021 | Noticias, Panorama

Suiza es uno de los lugares más atractivos para las empresas de biotecnología y se beneficia de una gran afluencia de capital de riesgo. Asimismo, tiene excelentes requisitos previos para expandir aún más su sólida posición en la fabricación de productos biofarmacéuticos complejos, como lo ilustran numerosos informes, presentaciones y paneles de discusión en la principal conferencia de la industria biotecnológica suiza. Estas son las principales conclusiones emergentes del Swiss Biotech Day que tuvo lugar el 7 de septiembre en el Congress Center Basel.

Durante el evento, KPMG presentó su último informe “Selección de sitios de empresas de ciencias biológicas en Europa”. El estudio analiza el atractivo de los países europeos como ubicaciones para empresas farmacéuticas, biotecnológicas y de tecnología médica. «Suiza es un lugar atractivo en categorías comparativas importantes, como el tamaño del clúster, el atractivo para los empleados calificados y los impuestos competitivos. Sin embargo, la UE también está invirtiendo fuertemente en la expansión de la industria de las ciencias de la vida. Por lo tanto, es probable que aumente aún más la competencia por las inversiones y el talento», explicó André Guedel, experto en evaluación de sitios en KPMG Suiza. Parámetros económicos como la competitividad general y el poder de innovación, el entorno financiero o el tamaño del grupo de talentos son considerados fundamentales a la hora de elegir una ubicación para las empresas de biotecnología. La calidad de vida y el equilibrio general entre el trabajo y la vida personal, la infraestructura de I+D y la estabilidad política también desempeñan un papel importante.

Gracias a este excelente entorno, junto con las continuas inversiones en investigación y la gran capacidad para innovar, la industria biotecnológica suiza ha sido uno de los principales centros de biotecnología durante muchos años. Junto con la industria farmacéutica, contribuye a más del 40 por ciento de las exportaciones suizas.

En tiempos de pandemia, la industria biotecnológica se ha vuelto muy popular entre los inversores. «En julio de 2021, los inversores invirtieron alrededor de 2.000 millones de francos suizos en empresas de biotecnología suizas. El 80 por ciento de los mismos fue recaudado por OPI (oferta pública inicial) y empresas que cotizan en bolsa. Solo en los primeros siete meses de este año, cinco empresas de biotecnología suizas se hicieron públicas con éxito», aseguró Jürg Zürcher, experto y asesor senior de biotecnología de EY, en su actualización sobre el Swiss Biotech Report de este año.

Las historias de éxito de Bachem, Basilea, Esbatech, Lonza y Novimmune demuestran el amplio éxito de esta industria. Todas ellas fueron distinguidas con el Swiss Biotech Success Stories Award durante el Swiss Biotech Day. En su discurso de apertura, Roger Nitsch, CEO de Neurimmune, destacó el importante papel que desempeña Suiza en el desarrollo de nuevos fármacos, como Aducanumab, que ha sido aprobado recientemente por la Administración de Drogas y Alimentos de Estados Unidos para el tratamiento de la enfermedad de Alzheimer. Fue descubierto por Neurimmune en colaboración con la Universidad de Zúrich y será comercializado por Biogen. Biogen producirá Aducanumab en su nueva planta de fabricación en Luterbach en el cantón de Solothurn.

La cooperación internacional como clave del éxito

El hecho de que Suiza sea un actor importante en biotecnología también se refleja en su importante contribución en la lucha contra la pandemia del COVID. Sin embargo, el desempeño de cada país no es fundamental para superar la pandemia, como subrayó Michael Altorfer, CEO de Swiss Biotech Association: «El éxito en el desarrollo de nuevas vacunas, diagnósticos y una gama cada vez mayor de opciones terapéuticas son, en última instancia, el resultado de una fantástica cooperación internacional.»

Paradójicamente, esta cooperación se encuentra repentinamente bajo una fuerte presión en el momento de su mayor éxito. Una amplia variedad de países se han dado cuenta de lo dependientes que son de las cadenas de suministro globales, que han demostrado ser políticamente susceptibles a las presiones del tiempo y la demanda. Por lo tanto, muchos países desean ser más independientes en el desarrollo y la producción de activos para su propio suministro y establecer sus propias cadenas de suministro. La retirada a las cadenas de suministro nacionales y a los programas de investigación nacionales aislados sería un retroceso masivo para las redes de investigación mundiales. Como Suiza solo tiene un mercado local muy pequeño, puede concentrarse y dedicar su capacidad a las necesidades de países extranjeros y, por lo tanto, tiene la oportunidad de expandir aún más su sólida posición en la fabricación de productos farmacéuticos para el mundo.

Suiza como productor mundial de biofármacos y terapias novedosas

Las ventajas competitivas de Suiza, como las redes globales, su talento altamente calificado, la estabilidad política y la neutralidad, están siendo utilizadas tanto por las compañías farmacéuticas multinacionales como por los fabricantes por contrato para producir productos biofarmacéuticos de alta complejidad y productos en el campo de las terapias genéticas y celulares novedosas. La rápida expansión de empresas como Lonza, Bachem, Siegfried, Dottikon y Celonic demuestran el potencial de Suiza para producir para una demanda global. «La industria farmacéutica y biotecnológica suiza cubre toda la cadena de valor y tiene una capacidad de producción significativa y creciente. Por ejemplo, Merck ha invertido más de 400 millones de francos suizos en nuevas capacidades de producción en Suiza durante los últimos dos años, Biogen más de mil millones de francos suizos en su planta de Luterbach y Lonza ha construido tres nuevas líneas de producción de vacunas en Visp», subrayó Altorfer.

En conclusión, Suiza está muy bien posicionada de cara al futuro. Junto con la expansión de sus parques industriales y sus instalaciones de producción, ofrece un compromiso amplio con una sólida protección de patentes, una cartera de productos bien completa y un sólida escenario para la puesta en marcha, que contribuyen significativamente al crecimiento de la industria, tal como puntualizó Jordi Montserrat, CEO de Venturelab, durante el Swiss Biotech Day: “Los ex alumnos de ciencias de la vida de Venturelab y Venture Kick se encuentran entre los mayores éxitos suizos en esta área y han atraído varios miles de millones de francos suizos en inversiones», concluyó.

PRÓXIMOS EVENTOS

octubre 2021