Un robot antílope suizo hacia la Luna

Jul 15, 2019 | Noticias, Panorama

El SpaceBok se inspira en los springboks, los antílopes africanos famosos por sus saltos. De hecho, robots como el Spirit, el Opportunity o el Curiosity desplegados en Marte trabajaron bien, pero no pueden alcanzar algunos lugares y corren el riesgo de quedar bloqueados en un terreno arenoso, escarpado o en un cráter.

A partir de esta constatación nació en Zürich la idea de desarrollar el SpaceBok, que da saltos al estilo del Springbok. Los investigadores suizos de la Escuela Politécnica de Zürich notaron que los hombres que se posaron en la Luna habían adoptado los saltos como medio de desplazamiento: así, el equipo del doctorando Hendrik Kolvenbach concibió el robot cuadrúpedo SpaceBok.

El “animal” sabe caminar y pasar por encima de objetos, además de saltar, pero sobre la Tierra solo se eleva unos centímetros, ya que el robot antílope fue creado para dar saltos sobre cuerpos de poca gravedad como la Luna, Marte o asteroides. Sobre la Luna, por ejemplo, teóricamente sería capaz de dar saltos de dos metros de altura.

¿Pero cómo testear sus capacidades cuando no se pueden reproducir las condiciones de menor gravedad en la Tierra? Cambiando de dimensión y efectuando saltos en horizontal, o casi: la Agencia Espacial Europea (ESA) colabora con los creadores del SpaceBok desde su Centro Europeo de Tecnología Espacial (ESTEC) con base en Noordwijk, Países Bajos.

Es allí donde se prueba la capacidad del SpaceBok, fijado sobre una plataforma flotante posada sobre un plano levemente inclinado. Variando la inclinación, los investigadores pueden probar los saltos con diferentes gravedades.