Syngenta y TNC se unen para mejorar la salud del planeta

May 6, 2019 | Noticias, Noticias Socios

Syngenta y The Nature Conservancy (TNC) anunciaron en Basilea que inician una colaboración para cuidar los suelos y mejorar la salud del planeta. El grupo suizo aporta sus capacidades de investigación y desarrollo y TNC su experiencia científica para ampliar las prácticas agrícolas sustentables.

Este acuerdo es la continuación de una década de desarrollos que ambas partes llevaron en conjunto po medio de varios proyectos de agricultura sostenible. Su objetivo es de demostrar cómo una empresa puede reevaluar su estrategia comercial incorporando la ciencia y la sustentabilidad en su proceso de toma de decisiones y comprometiéndose con las buenas practicas agrícolas. 

Ambas partes evalúan inversiones en nuevas soluciones de agricultura, manejo de plagas, soluciones biológicas, nuevas generaciones de semillas y otros avances. Al unir fuerzas, TNC y Syngenta intentan identificar y probar innovaciones y tecnologías que pueden beneficiar a los agricultores y al medio ambiente por igual, a un ritmo y escala mayores que podrían lograr cada parte por sí sola. 

La Fundación Syngenta para la Agricultura Sustentable también es parte integral de la colaboración. Este organismo se dedica a ayudar a los pequeños agricultores, mejorar la productividad de sus fincas y facilitarles el acceso a los mercados. 

«Estamos encantados de continuar nuestro trabajo con The Nature Conservancy; valoramos mucho su experiencia en conservación y su enfoque colaborativo y pragmático para ayudar a los agricultores a incorporar enfoques más sostenibles en sus granjas», dijo Erik Fyrwald, Director Ejecutivo de Syngenta . «A través de esta colaboración, nuestro objetivo es dar forma a nuestra línea de innovación para obtener mayores beneficios ambientales y hacer un cambio gradual en las prácticas agronómicas para mejorar la salud del suelo, la eficiencia de los recursos y la resiliencia al clima».

«Cultivar y producir alimentos de manera sostenible es fundamental ya que nos enfrentamos al cambio climático y otros desafíos globales», dijo Mark Tercek, Director Ejecutivo de TNC. “Para proteger la naturaleza, y todos los que dependemos de ella, nuestro sistema alimentario debe hacer más para prevenir la deforestación, proteger la biodiversidad y mejorar la salud del suelo. Nuestra colaboración con Syngenta es un paso en la dirección correcta y muestra cómo dos organizaciones con diferentes misiones y propósitos pueden trabajar juntas y ver la innovación de una manera nueva».

Syngenta y TNC están trabajando en varias regiones agrícolas claves en Argentina, Brasil, China, Kenia y los Estados Unidos.

En Argentina, se hará foco en la región del Chaco, donde se buscará mantener la biodiversidad y los ecosistemas resilientes. El proyecto está diseñado para restaurar y mantener el hábitat forestal, que ayuda a regular el ciclo de los nutrientes y las plagas, creando brechas contra la erosión del suelo, capturando el carbono y mejorando la calidad del agua dulce. 

En Brasil,  la colaboración generará nuevas investigaciones sobre los beneficios agronómicos y de conservación de hábitats protegidos y reforestados para investigar y difundir los beneficios económicos de las mejores prácticas agrícolas con un enfoque en mejorar la productividad de la tierra en pastizales degradados.

En China, en cooperación con las empresas y la academia local, la atención se centrará en la salud y la productividad del suelo en las regiones áridas de cultivo de papa. Las organizaciones están evaluando y probando las consecuencias ambientales e industriales del cultivo continuo de papas y están trabajando para explorar un modelo de rotación de cultivos sostenible y basado en la ciencia para la región.

En Kenia, específicamente en el condado de Murang’a, una región densamente poblada fuera de Nairobi, el equipo está trabajando con los agricultores para implementar prácticas para capturar y almacenar el agua de lluvia para el riego fuera de temporada, lo que brinda oportunidades para aumentar los ingresos agrícolas. También ayuda a reducir la erosión del suelo, lo que beneficia la fertilidad del suelo, los rendimientos y la calidad del agua. El proyecto también incluye pruebas de suelo y capacitación agronómica sobre prácticas de Manejo Integrado de Plagas para ayudar a los agricultores a maximizar los beneficios del riego fuera de temporada.

Finalmente, en los Estados Unidos, el trabajo gira a través de la red de minoristas de Syngenta. Lla colaboración apunta a alentar e incentivar la adopción de buenas prácticas de conservación, como el manejo de nutrientes, las prácticas en los límites de los campos y la preservación del hábitat, con un enfoque inicial en la agricultura de las regiones de la Bahía Saginaw y del Lago Erie.