SWISS REPORTÓ PÉRDIDAS OPERATIVAS EN EL PRIMER SEMESTRE DEL AÑO

Ago 11, 2020 | Noticias, Noticias Socios

Swiss International Air Lines reportó pérdidas operativas durante el primer semestre de 2020. Las consecuencias de la pandemia de coronavirus y las restricciones masivas a los viajes aéreos globales impuestas afectaron gravemente sus resultados comerciales durante los primeros seis meses de 2020.

La aerolínea de Suiza registró una pérdida operativa de CHF 266,4 millones durante el período, que se compara con un beneficio operativo de CHF 245,3 millones durante el primer semestre. de 2019. Los ingresos totales del primer semestre de 2020 ascendieron a CHF 1170 millones, una disminución del 55% con respecto a los CHF 2500 millones del período del año anterior.

Swiss transportó un 64,0% menos de pasajeros en el primer semestre de 2020 que en el mismo período del año pasado. El factor de ocupación de asientos en todo el sistema de la primera mitad ascendió al 71,2 por ciento, 10,8 puntos porcentuales menos que el nivel del año anterior. Los servicios europeos de la compañía están experimentando una cierta reactivación de la demanda. Pero las tendencias correspondientes en la red intercontinental, que es clave para cualquier recuperación comercial sustancial, han sido notablemente más modestas hasta la fecha. En vista de la situación aún muy dinámica, actualmente no se pueden hacer previsiones de beneficios para todo el año 2020.

“Gracias a las acciones rápidas que tomamos para salvaguardar nuestra liquidez, nuestros costos fijos se han reducido sustancialmente”, aseguró Markus Binkert, CFO de Swiss. “Con los préstamos del Grupo Lufthansa y las posibles líneas de crédito bancarias respaldadas por la Confederación Suiza, nuestra liquidez está segura. Pero aún necesitamos reducir aún más nuestros costos estructurales, para asegurarnos de que podamos reembolsar nuestros préstamos lo más rápido posible».

Swiss declaró se comprometió a hacer una economía más amplia para mejorar su estructura de costos durante los próximos meses. Estos incluirán un análisis exhaustivo del despliegue de su flota actual de aviones y el cese en toda la empresa de todas las inversiones que no son esenciales para las operaciones comerciales y de vuelo.