Roche lanza un tratamiento contra la esclerosis múltiple

May 29, 2019 | Noticias, Noticias Socios

La EMR es una enfermedad crónica del sistema nervioso central que constituye la principal causa de discapacidad no traumática en adultos jóvenes. Es una patología autoinmune que suele ser diagnosticada entre los 20 y 40 años de edad; las mujeres tienen más probabilidad de padecerla que los hombres. No tiene cura pero un tratamiento temprano y adecuado puede reducir la progresión y la discapacidad que genera. 

Se estima que afecta a más de 11.000 personas en el país. La enfermedad se produce cuando el sistema inmunitario ataca a la mielina, una capa que recubre y aísla las terminales nerviosas en el cerebro, la médula espinal y los nervios ópticos. 

Sus síntomas varían ya que puede afectar los nervios de casi cualquier parte del cuerpo, e genera fatiga, problemas para caminar, visión doble, espasmos, pérdida de visión, incontinencia, pérdida del equilibrio, dificultad para mover brazos y piernas, pérdida de la memoria, pérdida de audición, dificultades al hablar y varios otros problemas. 

“Muy recientemente se ha aprobado Ocrelizumab, una nueva droga que demostró en estudios clínicos ser muy eficiente para la forma de Esclerosis Múltiple Recurrente, disminuyendo la progresión de la discapacidad en pacientes con Esclerosis Múltiple Progresiva Primaria. Esto es una verdadera revolución porque hasta el momento no había ninguna opción de tratamiento que ofrecerle a los pacientes con esta forma clínica de la enfermedad, por lo tanto, abre un gran camino de esperanza” expresó el Dr. Edgardo Cristiano, Director del Centro de Esclerosis Múltiple de Buenos Aires.

Ocrelizumab es un anticuerpo monoclonal humanizado diseñado para actuar selectivamente sobre los linfocitos B CD20+, un tipo específico de célula inmunitaria que, según se piensa, contribuye de forma clave a las lesiones en la mielina (que constituye el aislamiento y soporte de las neuronas) y en los axones. Estas lesiones neuronales pueden provocar discapacidad en los pacientes con esclerosis múltiple. Los datos de los estudios preclínicos indican que esta droga se une a las proteínas CD20 de la superficie celular expresadas en ciertos linfocitos, lo que podría preservar funciones importantes del sistema inmunitario. Se trata de la primera y única terapia aprobada para esclerosis múltiple primaria progresiva y se administra una infusión cada 24 semanas sin necesidad de monitoreo adicional.

Roche continúa su apuesta por la innovación, centrándose en la investigación y desarrollo de nuevas terapias con el objetivo de mejorar la calidad de los pacientes. La aprobación de Ocrelizumab significa la ampliación de su portfolio de enfermedades ingresando a una nueva área terapéutica: esclerosis múltiple.