RICARDO ARRIAZU: «PANDEMIA E IMPLOSIÓN ECONÓMICA. CÓMO NOS AFECTA»

Jun 23, 2020 | Noticias, Noticias Socios

El jueves 18, la Cámara de Comercio Suizo Argentina ofreció un webinar titulado «Pandemia e implosión económica. Cómo nos afecta», que estuvo a cargo del Dr. Ricardo Arriazu. De esta manera, llega al final de un ciclo de tres charlas donde el reconocido profesional ha venido evaluando para la CCSA las alternativas económicas y el movimiento de las principales variables en cada momento  histórico de nuestra vertiginosa realidad.

Dedicada exclusivamente para socios e invitados especiales que abonaron su entrada, la videoconferencia estuvo estructurada sobre una docena de ejes temáticos de los que damos cuenta en esta breve reseña.

El primero de los temas abordados fue «El conflicto entre la Salud Pública y la Economía», interpelando acerca de si existen alternativas al confinamiento. Trató lo que calificó como el falso dilema entre salud vs economía; para ello analizó los casos experimentados por Noruega y Suecia, contraponiendo número de muertes por coronavirus y pedidos de seguro de desempleo. En ese punto hizo su primera aproximación al coronavirus en la Argentina, presentando la estadística de los casos.

El segundo punto fue «La Pandemia se traslada y las economías. Algunos Países comienzan a recuperarse», ofreciendo un informe basado en la zona del Euro, Estados Unidos y China que incluyó ventas minoristas, desempleo y capacidad ociosa.

«La recuperación se refleja en los mercados accionarios, cambiarios y de materias primas» fue el tercer eje temático donde confrontó a los mercados desarrollados y a los emergentes en función del Índice MSCI. Asimismo, puntualizó la «recuperación» de los mercados por flexibilización considerando como variables a las materias primas, las monedas y las acciones.

En cuarto lugar se enfocó en nuestro aliado estratégico: «Brasil». Allí demostró su perfomance en función del índice IAE, que es un indicador de actividad, y el índice ICC, que señala la índice de confianza al consumidor. Para completar el panorama, ofreció estadísticas respecto del tipo de cambio y de reservas entre diciembre de 2013 y junio de 2020.

El quinto tema estuvo orientado a «La reacción de los gobiernos», señalando las diferencias entre crisis entre Estados Unidos y Europa, de acuerdo con los balances de la Reserva Federal (FED) y el  Banco Central Europeo (BCE).

El sexto eje giró en torno a los «Impactos de las Expansiones Monetaria y Fiscal. Las experiencias históricas», haciendo hincapié en las experiencias de déficit fiscal y deuda pública los Estados Unidos entre 1901 y 2017; para luego hacer lo propio con el stock de deuda en porcentaje del PBI en el Reino Unido, entre el período que va entre los años 1700 y 2000.

«Argentina» llegó en el séptimo capítulo de ésta video conferencia. Allí posó su mirada sobre cuestiones claves de nuestra actualidad: la baja de precios internacionales y el menor volumen de comercio internacional; la situación económica en torno a la depreciación del Real en Brasil; el deterioro de la situación climática; la paralización del mercado de crédito; el parate de la actividad debido al COVID-19; la baja en la recaudación y el aumento del gasto, con el consecuente incremento del Riesgo País. Asimismo, demostró cómo se financia la expansión fiscal.

El octavo eje de la ponencia estuvo dedicado a lo que denominó: «Sector Financiero y Cambiario: se calmaron los mercados, pero el crédito está paralizado». Allí Arriazu aportó un balance resumido del Banco Central de la República Argentina (BCRA) entre diciembre de 2019 y junio de 2020; un panorama acerca de la monetización de la economía, en porcentaje del PBI entre enero de 2001 y de 2020; y un balance resumido del sistema financiero, marcando la evolución de los depósitos privados en dólares, las tasas de interés de referencia, los tipos de cambio y la brecha pesos por dólar, así como el índice de tipo de cambio real multilateral a lo largo de los último años.

El noveno punto continuó centrado en la Argentina, puntualmente sobre «Balanza de pagos y balance cambiario». Exhibió lo que llamó la cuenta corriente de base caja, de acuerdo con el Mercado Único y Libre de Cambios (MULC); al tiempo que demostró los factores de explicación de las reservas, ofreciendo precisiones respecto del funcionamiento del financiamiento del comercio exterior y la balanza comercial.

La «Inflación» fue el décimo eje tratado por el economista, quien la calificó como «un cáncer, al que hay que erradicar». Para dar un marco acerca de su evolución, analizó la variación mensual sobre GBA-INDEC a nivel general, núcleo y alimentos y bebidas no alcohólicas, entre los meses de mayo 2016 y marzo 2020.  Por otra parte, hizo referencia a los factores que afectan el nivel de precios y su relación con la inflación. Para ello trazó los vínculos existentes entre factores tales como los precios internacionales, los tipos de cambio oficial y paralelo, las retenciones, los aranceles, los márgenes, los servicios públicos y el salario, con otros tales como son los bienes exportables e importables, los servicios públicos y los bienes no transables.

El apartado décimo primero tocó uno de los temas más candentes del futuro económico del país: «Negociación de la deuda: el problema y la propuesta argentina». Exhibió el perfil de vencimientos, previo a la negociación, con una proyección desde el período que va de mayo a diciembre de este año hasta 2025. Acto seguido, brindó una comparación de ofertas entre Gobierno, BlackRock y BG.

Arriazu afirmó que «en relación al PBI, el nivel de la deuda neta pública argentina no es muy alta; es más baja que el promedio de Argentina y del promedio mundial». Detalló que «hace un mes y medio atrás, el FMI publicó el cálculo neto real: 48%, aproximadamente, siendo acreedores la Argentina y su sector privado”. En este sentido, definió que “el problema de la deuda es el sector público porque, básicamente, es un problema de confianza».

Como no podía ser de otro modo, la docena de ítems desarrollados llegó de la mano de «El futuro». Para ello, Arriazu exhibió una placa y explicó: «Los chinos escriben la palabra crisis con dos ideogramas: peligro y oportunidad». Y aseguró que a eso nos enfrentamos como país.

«Si Argentina aprovechara la situación para hacer una buena negociación de su deuda, presentando un buen programa, estaría en condiciones de resolver la situación con el FMI y presentarse ante la Reserva Federal para ser incluida en los nuevos programas. Indudablemente, con el monitoreo del FMI, la desconfianza bajaría. Y si a eso le agregáramos un buen diagnóstico acerca de qué nos llevó a la decadencia relativa de 100 años, significaría que estaríamos yendo buena dirección y tendríamos allí una oportunidad. Ahora, si por el contrario, nos empeñamos en pelear con el mundo y suponemos que estamos ante la chance de profundizar todo lo que nos llevó a la decadencia; o si comenzamos a avanzar sobre las instituciones, perderemos credibilidad y será un gran peligro. Este es el dilema al que se enfrenta la Argentina de hoy», enfantizó.

PRÓXIMOS EVENTOS

julio 2020