Osvaldo de la Fuente: “En Roche, buscamos poder transformar la vida de más pacientes”

Dic 12, 2019 | Noticias, Noticias Socios

¿De qué manera Roche consolida su presencia en el mercado argentino?

En 2020 cumpliremos 90 años en el país, por lo cual será un año muy significativo y un hito para honrar nuestra trayectoria y reafirmar nuestro horizonte de futuro en el país. Como compañía, buscaremos maximizar los esfuerzos para que las moléculas que estamos desarrollando para enfermedades como atrofia muscular espinal, neuromielitis óptica y cáncer de mama temprano, pulmón y linfoma puedan avanzar hasta convertirse en opciones terapéuticas disponibles en el país en los próximos años. Para acompañar esas innovaciones que pueden marcar la diferencia y transformar la vida de miles de pacientes, tenemos toda la confianza en nuestros equipos, que nos demuestran la energía positiva, responsabilidad y foco centrado en el cliente y en el paciente. Para el próximo año, esperamos profundizar este nuevo modelo de nuestra organización que nos ha demostrado que cuando trabajamos integrados, con pasión y con un propósito común, potenciamos la colaboración, la creatividad, la capacidad de escuchar, tomar riesgos y aprender, que son elementos clave para desarrollar experiencias y propuestas tangibles, razonables y sustentables para el sistema de salud.

¿Cómo se vincula el impacto de la tecnología en Roche con su producción?

La tecnología ha abierto horizontes ambiciosos para el sector de la salud, impensados décadas atrás. En Roche desarrollamos y producimos tratamientos innovadores y soluciones médicas que brindan opciones terapéuticas para distintos tipos de cáncer, hemofilia, artritis reumatoidea, esclerosis múltiple. La revolución digital y las nuevas tecnologías en la salud inciden en la forma en la que los productos y servicios, cada vez más precisos y personalizados, llegan a los pacientes. En ese marco, Roche se prepara para cumplir sus primeros 90 años en la Argentina, celebrando las enormes posibilidades que la tecnología pone a disposición del cuidado, la mejor calidad de vida, la supervivencia y, en muchos casos, la cura de miles de pacientes.

El impacto de la tecnología va más allá de la producción. La digitalización de los registros de salud abre oportunidades para incorporar herramientas de análisis de grandes volúmenes de datos que permiten convertir esos datos en información valiosa y disponible, especialmente para la toma de decisiones y para la evaluación de tecnologías sanitarias que amplíen el acceso dentro de un marco sustentable.

Hoy contamos con enormes cantidades de datos disponibles como nunca antes había sucedido. El desafío es cómo analizar ese volumen de datos de manera rápida y eficiente para identificar necesidades insatisfechas y/o posibilidades de mejora. La tecnología es un aliado fundamental de la medicina de precisión o medicina personalizada, para la cual es necesario que todos los actores del sistema de salud hagamos los mejores esfuerzos para acercar y facilitar el acceso más rápido de los pacientes a las terapias que necesitan.

¿Cómo está evolucionando la cultura organizacional de la empresa?

La cultura organizacional de Roche está en plena evolución hacia un modelo donde es más relevante el para qué hacemos lo que hacemos, qué tan cerca estamos de nuestros clientes, qué tanto los escuchamos y comprendemos sus necesidades para elaborar juntos soluciones que impacten positivamente en la vida de los pacientes. Los errores (y los aprendizajes que podemos tener a partir de ellos) son tan poderosos y enriquecedores como los aplausos que por supuesto también cultivamos; porque cuando un equipo trabaja con pasión y dedicación, los logros no tardan en llegar.

Cuanto mayor es ese impacto que transforma la vida de los pacientes, más cerca estamos de cumplir nuestro propósito. Cuando un niño con hemofilia recupera la tranquilidad y confianza para moverse, volver a la escuela, jugar con sus amigos a partir de su tratamiento, ahí encontramos las huellas de nuestro compromiso social. Cuando una mujer completa los ciclos de tratamiento por un cáncer de mama y vuelve a enseñar, a dibujar, a peinarse, a planificar la vida con sus seres queridos, ahí encontramos las señales de que vamos por buen camino.

¿Cuáles son las fortalezas de Roche?

Una de nuestras principales fortalezas es sin dudas nuestra innovación. Solo en 2019 hemos lanzado en Argentina nuevas moléculas y soluciones en distintas áreas terapéuticas que pueden marcar un antes y un después en la vida de los pacientes con hemofilia, esclerosis múltiple, cáncer de pulmón y cáncer de mama a través de la inmunoterapia, y también hemos sido pioneros en medicina personalizada gracias al perfilado integral genómico, que es una herramienta clave para la certeza del diagnóstico y opciones terapéuticas a la medida de cada paciente. Pero de nada sirve la innovación que desarrollamos si ésta no llega a quienes la necesitan. Ese desafío evidencia otra de nuestras grandes fortalezas: la pasión que nos mueve a trabajar junto a la sociedad y los demás actores del sistema de salud, inspirando y generando soluciones innovadoras y sustentables con ellos para poder transformar la vida de más pacientes en la Argentina.

Por último, también destacaría como otras de nuestras fortalezas a la audacia y el entusiasmo para salir de nuestras zonas cómodas, animarnos a cambiar y refundar nuestra forma de operar, de armar equipos, de poner al paciente en el centro de nuestras decisiones, de incorporar metodologías ágiles, de sumar diversidad y animarnos a tomar riesgos, a aprender de los errores y a compartir los aprendizajes de este journey de transformación que está viviendo la industria de la salud y Roche en particular como un actor relevante de ese sector.

De cara al futuro, ¿cuáles son los principales retos para su compañía?

La velocidad e impacto de las innovaciones y las expectativas en las moléculas que tenemos en investigación y desarrollo en oncología, hematología, neurociencias y oftalmología, nos han animado a desafiar el paradigma de organización y liderazgo tradicional (basado en áreas y jerarquías piramidales) para evolucionar hacia un nuevo modelo de organización. Hoy en Roche abrazamos un nuevo modelo donde la agilidad, la confianza, los equipos empoderados y funcionando en entornos colaborativos marcan el ritmo de una cultura corporativa que tiene al cliente y al paciente en el centro de sus decisiones. Por eso, la búsqueda de talentos en este marco busca integrar además del perfil profesional, las diversas miradas, experiencias y habilidades de las personas. La empatía, la inteligencia emocional, la capacidad de ser flexibles, creativos y audaces marcan la diferencia en equipos y líderes preparados para generar propuestas de valor para nuestros stakeholders, que incluyen a distintos sectores de la sociedad y del sistema de salud con los que interactuamos.