“Necesitamos que los jóvenes entiendan que una empresa trabaja a largo plazo”

Ago 28, 2019 | Noticias, Noticias Socios

Se celebró la cuarta edición del Summit Recursos Humanos, organizado por La Nación – Comunidad de Negocios en las instalaciones del Four Seasons Hotel Buenos Aires. En un panel titulado “El desafío de generar engagement” participó Gian Carlo Aubry, CEO de Nestlé para Argentina, Uruguay y Paraguay. Lo hizo junto a Julia Domeniconi, Subsecretaria de Gestión de Recursos Humanos del Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires y de Federico Barni, Director Ejecutivo de Navent – Zonajobs, con la moderación de la periodista Carla Quiroga de La Nación.

De origen suizo, Gian Carlo Aubry trabaja hace 25 años en América Latina. Entre 1989 y 1994 ya había trabajado en la Argentina y desde enero del año pasado está de vuelta en el país ocupando el rol de CEO de Nestlé para la denominada Región Plata.

En su presentación, la periodista Carla Quiroga destacó el compromiso de Aubry en el programa de empleabilidad de la compañía y sus resultados.

“Vivimos en un mundo digital, interconectado; pero lo cierto es que en muchas compañías estamos cada vez menos conectados. La gente se habla vía Whattsapp, Skype o o por e-mail, pero le cuesta bastante levantarse de su silla y hacer diez metros para hablar con su compañero.¿Cuántas veces un empleado baja o sube algunos pisos para tratar de solucionar un problema con algunos de sus pares? En general, busca comunicarse detrás de una pantalla sin advertir que la falta la comunicación cara acara le impide conocer mejor al otro, y a largo plazo fortalecer a su compañía. No debemos perder de vista que las empresas está hechas de personas y de la comunicación que pueda establecerse entre ellas”, declaró en su primera intervención.

Consultado acerca de la búsqueda resultados y de talentos en los Recursos Humanos de una empresa, reconoció que si no se obtienen resultados es muy difícil tomar personas y pagarles bien. Asimismo, aseguró que si bien son necesarios los talentos también se requiere de gente que pueda ejecutar las tareas. “Teníamos un CEO que decía que no sólo necesitaba líderes sino también managers que ejecuten el trabajo. La gente fabulosa es muy importante, pero lo que se precisa es mucha gente que haga su trabajo. No todos son talentos, la gente es más importante”.

Federico Barni, Carla Quiroga, Julia Domeniconi y Gian Carlo Aubry durante el panel.
(ph: @fabian.malavolta)

Volviendo al tema de la importancia de la comunicación en la empresa, subrayó: “Hay que propiciar que la gente se conozca entre sí y que puedan avanzar todos juntos con un objetivo común y no en forma aislada. El talento es necesario, pero la intercomunicación es lo único que podrá quebrar la política de silos. Hace décadas que en el mundo de la empresa se habla de silos; no obstante, muchísimas compañías todavía no se ha logrado derrumbar esa estructura de silo y mejorar así la intercomunicación entre las personas”.

Quiroga puntualizó que el área de Recursos Humanos de Nestlé empezó a comprometerse con el desarrollo social de la mano de la empleabilidad e invitó a Aubry a compartir una reflexión sobre el camino recorrido. “En el año 2014, la compañía fundó la Alianza Global por los Jóvenes en Europa con el propósito de ayudarlos a prepararse para insertarse al mundo profesional. Posteriormente fue organizándose por regiones, llegando a consolidarse también en el Mercosur”. Explicó que la iniciativa trata de apuntar cuestiones tales como los tipos de perfil buscados y cómo ayudarlos a definir mejor su carrera de cara al futuro por medio de becas y pasantías dentro y fuera de la compañía.

“Un aspecto interesante de esta iniciativa es que nos hemos unido con más de 30 empresas de distintos lugares, que operan en el Mercosur, para intentar poder ofrecer 40.000 posiciones en los próximos tres años. Con esas empresas, también hemos abierto un diálogo para ver cómo podemos mejorar la empleabilidad de los jóvenes. En la región un tercio de ellos no termina el secundario y como resultante no están tan preparados para el mundo laboral. Tenemos muchos universitarios, pero pocos que van a escuelas técnicas. Necesitamos perfiles de personas preparadas y no necesariamente ingenieros o bioquímicos. También precisamos buenos electricistas, contadores, gente de oficio que hoy en día no tenemos. En ese marco, intentamos orientar a esos jóvenes a la hora de buscar su carrera y ayudarlos a enfrentar el mundo del trabajo guiándoles y ofreciéndoles oportunidades” .

Aubry contó que en Nestlé Argentina tiene más de 2000 empleados y una amplia variedad de empleos, reconociendo que existen carencias en ciertos aspectos de la formación. “Muchos jóvenes no saben en qué formarse y dejan la escuela por diversas razones, cuando podrían fácilmente continuar sus estudios y tener una profesión que les permita integrarse en la sociedad con más facilidad. La idea de esta iniciativa es justamente aportar un valor agregado a los jóvenes en particular y a la sociedad en general”.

La periodista de La Nación interpeló a su entrevistado cuestionando por qué razón el numero uno de una empresa se compromete con el área de Recursos Humanos. “Como dije en el inicio, quien hace una empresa es la gente. Y si tenemos buena gente que está conectada y motivada, que sabe hacia dónde va y por qué hace las cosas, la empresa tendrá más chance de funcionar aún en entornos tan complicados como el de Argentina. Nuestra idea es involucrar a los líderes de la compañía en la gestión de la gente, para obtener el máximo en las tareas encomendadas. Hoy día, muchos jóvenes ven las cosas de manera superficial, rápida y conectada, no está mal. Pero necesitamos que ellos entiendan que una compañía no sólo vive el momento sino que trabaja a largo plazo”.

Antes de cerrar su participación, Aubry mencionó que el año próximo Nestlé cumplirá 90 años en la Argentina. “Hay pocas empresas que tienen tamaña trayectoria, aquí y en el mundo. Y eso es producto de que siempre buscó adaptarse, entrenando a su gente para sacar lo mejor de ellos y ofrecerles los beneficios que es posible brindar en el entorno de cada momento. Hay que mirar al futuro más allá de la inmediatez. Tenemos que construir dentro de un marco que no controlamos, pero lo que sí podemos y debemos hacer es consolidar el vínculo con nuestra gente. No sólo para que podamos sobrevivir a un entorno económico complicado sino ya avanzar y continuar. Y fundamentalmente, para estar acá dentro de 50 años”, concluyó.