Infraestructura: panorama de oportunidades en Brasil

May 28, 2019 | Noticias, Noticias Socios

En la mañana de hoy tuvo lugar en nuestra sede el desayuno de trabajo sobre «Infraestructura en Brasil: perspectivas y oportunidades», que giró en torno a la disertación del Dr. Frederico Turolla, Socio de Pezco Economic & Business Intelligence.

Turolla, quien dirige la división de infraestrutura de la consultora, introdujo en tema a los asistentes ofreciéndoles un panorama acerca de la evolución política y de negocios experimentada en Brasil durante las últimas décadas, especialmente haciendo foco desde 1990 hasta hoy. Acto seguido, definió el nuevo escenario macroeconómico del país.

Inició explicando que Brasil tiene una brecha histórica en inversiones en infraestructura que alcanzó el 1,76% del PBI en 2018, el nivel más bajo en las últimas décadas. «El rebote comenzó en 2018 y los nuevos proyectos de energía y transporte se subastaron con éxito. Ahora, una parte significativa del plan de desarrollo económico del actual gobierno brasileño está basado en un plan de inversiones en infraestructura y privatizaciones, cuyas subastas incluirán concesiones de aeropuertos, ferrocarriles y terminales portuarias. En este sentido, existen grandes oportunidades para las empresas globales y también para las argentinas en esta nueva etapa. Las expectativas están mejorando, razón por la cual Pezco Economic & Business Intelligence estima que las inversiones en infraestructura serán del 2,2% del PBI (USD 60 mil millones) al año en 2030».

Trazada las líneas generales del panorama brasileño, dio cuenta de las perspectivas sectoriales y las oportunidades de inversión existentes en infraestructura, haciendo hincapié sobre cuatro ejes: logística, energía eléctrica, telecomunicaciones y sectores sociales.

Destacó que en Brasil, los mecanismos de inversiones en infraestructura están creciendo a diario y aseguró crecerán mucho más. “Hay una matriz de generación de proyectos basado en perfomance bonds, que garantizará la transparencia y concreción de los procesos”, al tiempo que reconoció que sectores como transporte, energía, telecomunicaciones y saneamiento son los que concentrarán las mayores oportunidades para realizar inversiones en el país vecino a nivel de infraestructura.

Turolla remarcó que transporte expresa la necesidad más crítica en Brasil. En lo que respecta a Puertos e Hidrovías aseguró que se está avanzando con muchos proyectos; que el modelo de negocios en Ferrocarriles asume la necesidad de exportar e importar; y que en Carreteras el proyecto más caliente está vinculado con el sector de agua y saneamiento, cuyo nuevo marco regulatório será determinante, si es que finalmente se sanciona. “En la actualidad, en lo que refiere a agua y saneamiento, las compañías estaduales concentran un tercio del mercado. Se basan en contratos con los municipios (en Brasil hay 5565) que muchas veces son renovados automáticamente sin competencia”, describe. Y es justamente en ese punto donde, de sancionarse el proyecto de ley que se está discutiendo, observa la apertura de nuevas oportunidades. “Se trata del último sector con gran participación estatal y, si se abre, Brasil tendrá la posibilidad de introducir nuevos paradigmas vinculados con la eficiencia y la transparencia”.

En cuanto al sector de telecomunicaciones, indicó que el motor de las inversiones pasará por la llegada de la tecnología 5G, en tanto que en energía eléctrica girará en torno a las fuentes renovables. Detalló que solo mediante el proyecto para introducir la tecnología LED en Brasil, se podría alcanzar una reducción del 2% de la energía eléctrica consumida en todo el país.

Declaró que, en todos los casos, la ingeniería no será un problema para concretar los proyectos. “Hacen falta mayores inversiones y el desafío pasa por el financiamiento”, puntualizó.

Finalmente, Turolla enfatizó que todos estos proyectos dependerán en buena medida de la sanción de la reforma de la seguridad social. “Será clave para que Brasil pueda evitar la recesión”. Al respecto, se mostró optimista y evaluó que las bases microeconómicas están siendo creadas. “Estos avances son los que posibilitarán la participación de muchos nuevos players del sector privado en sectores de infraestructura”, concluyó.