GIAN CARLO AUBRY, CEO DE NESTLÉ: EVOLUCIÓN DE LAS DINÁMICAS DE TRABAJO

Ago 6, 2020 | Noticias, Noticias Socios

En el día de ayer tuvo lugar el «Summit de Recursos Humanos, Capítulo 5», organizado por La Nación. En ese contexto participó Gian Carlo Aubry, Presidente Ejecutivo de Nestlé para Argentina, Uruguay y Paraguay. Compartimos aquí los principales conceptos expresados por el ejecutivo en el panel titulado «Las nuevas dinámicas de trabajo y la reconfiguración de los espacios», que compartió con Patricio Marzialetti, General Manager Program de la Universidad de Harvard; Paula Curtale, Directora de Recursos Humanos de Bayer Cono Sur; y Domingo Speranza, CEO de Newmark Knight Frank.

El impacto de la pandemia en la dinámica de trabajo
«Lo primero que hizo Nestlé, como muchas otras empresas, fue cuidar a los empleados y su seguridad. Luego, nos dedicamos a asegurar la cadena de abastecimiento con nuestros clientes y consumidores. También nos ocupamos de las comunidades que están alrededor de nuestras fábricas, que en la Argentina son siete , además de nuestra oficina central. En Nestlé Argentina teníamos home office, desde hacía cinco años nuestros empleados tenían la posibilidad de optar una vez por semana. De manera que no fue algo nuevo para nosotros. Lo que sí representa una novedad es tener operando a toda la compañía bajo esta modalidad. Para ponernos a punto para el home office al 100% , necesitamos de dos semanas; para ello, toda la parte de back office -marketing y ventas- debimos encontrar metodologías de trabajo y máquinas (notbooks) para que la gente pudiera trabajar tranquilamente en su casa.»

La evolución de la experiencia del home office
«En cuanto a los millenials y a los jóvenes en general, ya los tenemos súper incorporados. En este momento la conversación es cómo va a evolucionar la experiencia del home office: si va a ser de uno, dos o de tres días por semana. El debate es de qué manera vamos a volver gradualmente a una normalidad, después de la pandemia. ¿Será con más home office? Se verá. No hay duda que la manera de trabajar está cambiando, y para nosotros lo sorprendente es cómo hemos podido acostumbrarnos a operar 100% home office. De todos modos, el ser humano es un animal tridimensional que necesita contacto; por lo tanto, creemos que es necesario recuperarlo. No debemos pensar que el 100% home office es la solución del futuro. Las relaciones humanas son muy importantes.»

Potenciar la empleabilidad de los jóvenes
«Para potenciar la empleabilidad de las generaciones jóvenes, además del sentido de pertenencia, es muy fundamental saber cuál es la propuesta que cada empresa tiene frente a temas como su posicionamiento frente al planeta y cuál es su ética. Ese tipo de cosas es sumamente importante, es imprescindible expresar esas razones de ser. En este sentido, Nestlé cuenta con iniciativas dirigidas directamente hacia los jóvenes, buscando incentivarlos para quer se preparen para el mundo del trabajo con interconectividad, a distancia y en forma cooperativa. Es determinante que los talentos aprendan esto. Hoy por hoy, la gente aprende todos los días; necesitamos que los jóvenes sean curiosos y se interesen en la empresa en cual se desempeñan. Si la empresa se interesa por persona y la persona en la empresa, es una relación gana-gana. Cuando se da, se impone una química que hace que las cosas mejoren y se experimente un crecimiento muy fuerte. Los jóvenes son conscientes de ello, razón por la cual las empresas tienen que estar preparadas para responder a ese desafío.»

El empleo del futuro
«El empleo del futuro es algo muy amplio y cada industria tiene su visión. En nuestro sector, si bien hay casos donde el home office era muy fácil de implementar, está claro que no es posible reemplazar a una persona que opera en la línea de producción de una fábrica. Sin duda, allí se requiere del trabajo presencial. No obstante ello, pienso que el empleo del futuro va a estar ligado al desarrollo de la interconectividad y a la importancia de saber utilizar las herramientas digitales. En este sentido, la tecnología nos va a ayudar a liberar tiempo para agregar valor a nuestro trabajo; pero también a pensar más y agilizar nuestras decisiones. También será fundamental poder balancear el tiempo dedicado a nuestra vida personal y laboral. Hoy en día, el home office tiene sus puntos complicados ya que trabajamos más en nuestros hogares que en la oficina, justamente por estar en casa y más disponible. Es un balance que habremos de encontrar poco a poco, a los largo de los meses y años en que iremos construyendo el trabajo del futuro.»