EVOCACIÓN DE LA CCSA: A TRES MESES DEL ADIÓS A ROBERTO ALEMANN

Jun 27, 2020 | Noticias, Noticias Socios

Roberto Alemann era Abogado y Doctor en Derecho y Ciencias Sociales, recibido en la Universidad de Buenos Aires, donde estudió entre 1947 y 1952. Su tesis sobre «Sistemas Económicos» fue recomendada al Premio Facultad. Realizó estudios libres de Economía en la Facultad de Ciencias Políticas de la Universidad de Berna, en Suiza. Fue Profesor Adjunto de «Economía Política» y Titular de «Política Económica Argentina» de la Facultad de Derecho y Ciencias Sociales de la UBA. Durante décadas ha sido considerado uno de los adalides de la ortodoxia económica, también fue representante en la Argentina de la Unión de Bancos Suizos.
Como Embajador Argentino en Estados Unidos, a sus 38 años, actuó como consejero del presidente John Fitzgerald Kennedy, en carnes y azúcar, al punto que existió una ley sobre este tema conocida como Ley Alemann.
Fue Ministro de Economía en dos ocasiones. Llegó por primera vez a liderar la cartera económica en el año 1961, cargo que volvió a ocupar entre diciembre de 1981 y junio de 1982.
Su primer empleo público fue como miembro de las misiones argentinas para gestionar préstamos públicos y tratamiento de la deuda externa con el Club de París entre 1955 y 1958.
Miembro de la Academia Nacional de Economía, se desempeñó varios años como docente en la Universidad de Buenos Aires y escribió varios libros que fueron traducidos al inglés y al alemán.
También tuvo la oportunidad de dirigir el semanario argentino-alemán Argentinisches Tageblatt, fundado por su bisabuelo, el inmigrante de origen suizo Johann Alemann en abril de 1889.
Escribió al menos 17 artículos, sumados a su colaboración en otros tantos que componen el libro “El Legado Suizo”, realizado por la CCSA en 2010. Fue orador en el tradicional “Almuerzo de Fin de Ciclo” de la Cámara a lo largo de 26 años, entre 1982 y 2007.
Desde la Cámara de Comercio Suizo Argentina recordamos su memoria y acompañamos el sentimiento de sus seres queridos. En su paso por la institución dejó su impronta en el recuerdo de sus ex presidentes: Alec Villard, Marcos Bertin, Jorge Fassbind, Alfredo Rodriguez y Rodolfo Dietl.

Homenaje de un alumno a su Maestro

Marcos E. Bertin, ex presidente de la Cámara de Comercio Suizo Argentina entre 1996 y 2000, cuenta que tras desempeñarse durante 17 años en Gillette como director de operaciones y adquirir un sólido entrenamiento sobre management en Columbia University que le sirvió para ocupar la gerencia de calidad en Boston para esa firma, a inicios en 1970 asumió la gerencia general de la compañía suiza Firminech. Dos años más tarde, con la empresa en plena etapa de crecimiento, llegó al país su presidente Robert Firmenich, quien solicitó a su gerente general conformar un directorio local. Se necesitaba contar con un Director Independiente. Bertin, que conocía a Roberto Alemann desde sus primeras participaciones en la CCSA, sugirió su nombre. Un candidato soñado, que lógicamente podría negarse ya que por entonces presidía el directorio de la mundial Ciba Geigy y era representante de la Unión de Bancos Suizos. No obstante, se organizó un almuerzo en el restaurante Swissair donde Firmenich, Bertin y Alemann conversaron bastante acerca de la creatividad aplicada a perfumes y sabores. A la hora de ahondar en la propuesta, el candidato no solo se interesó sino que la aceptó. A partir de ese momento, reconoce hoy el propio Bertin, el economista y abogado entró por primera vez en su vida.
“Fue una gran persona y un destacadísimo profesional, realmente fue un lujo haber podido conocer y trabajar con Alemann. Jamás fue soberbio y siempre se mostró dispuesto a escuchar al otro. Sabía ubicarse, con nosotros era el director independiente; no era el ministro, ni el embajador. Siempre estaba disponible y pensando qué hacer frente a las crisis, tanto en los años ’70 como en los ’80. Con él la empresa creció y alcanzó resultados excelentes”, rememora Bertin.
Consultado acerca de los principales aportes que Alemann ha volcado como profesional, el ex presidente de la CCSA no tiene dudas. “La interpretación de las diversas situaciones por las que atravesó el país, ese fue su aporte mayor para guiarnos y ayudarnos a pensar. Y en rol de director, al que se le presentan informes con cierta periodicidad, su contribución era fundamental porque mediante sus opiniones nos exigía pensar acerca de qué estamos haciendo y qué deberíamos mejorar. Ahí es donde cobraba relevancia su aporte a la hora de saber escuchar, comentar y aportar sin crear conflictos. No es un atributo que pueda tener cualquiera, por eso digo que fue un gran maestro”, sostiene.
Pero la relación entre ambos no termina aquí, tiene un segundo capítulo. Ya retirado de Firmenich a sus 65 años, Bertin fue el nombre sugerido por Alemann para suceder a Jacques-Michel Rossel en la presidencia de la CCSA, cuando el ejecutivo debió que volver a Suiza por motivos personales. “Por entonces, la Cámara estaba en pleno proceso de preparación de la Expo Suiza de 1997, un proyecto que habían ideado y preparado Rossel y su Comisión. Y allí, nuevamente, Alemann me ayudó muchísimo. La exposición fue un éxito total”, asegura.
Por estas y otras razones, Bertin se reconoce un alumno de Alemann y hoy se dispone a homenajearlo. “Además de ser un excelente profesional, fue un amigo ideal. Nunca tuvimos un enojo, mantuvimos una química muy buena durante muchos años. Con su esposa Carmen y su hija Norma, quien años después fue una excelente gerente de la CCSA, compartimos hermosos momentos en la famosa casa redonda de Pinamar. Roberto fue una gran persona, un patriota que siempre estuvo dispuesto a ayudar”, concluye quien en 2019 fue designado miembro honorario de la American Society for Quality. Todo parece indicar que allí también Roberto Alemann tuvo mucho que ver.

PRÓXIMOS EVENTOS

julio 2020