Saltear al contenido principal

PORQUÉ INVERTIR EN ARGENTINA

Argentina es un país federal que cuenta con 23 provincias, más la Ciudad Autónoma de Buenos Aires, que en conjunto ocupan una superficie de casi tres millones de kilómetros cuadrados (es el octavo país más grande del mundo) y ofrecen una gran variedad de climas y paisajes. Su organización política divide al Gobierno en tres poderes: ejecutivo, legislativo y judicial. La tradición democrática de tres décadas del país consolidó su estabilidad política, que se reafirma con la elección de sus gobernantes por períodos de cuatro años. Es líder mundial en la industria alimenticia (produce para 400 millones de personas), exporta reactores nucleares, helicópteros y biotecnología. La Argentina es el primer país de América Latina en cuanto a start-ups de tecnología y algunas se destacaron a nivel mundial como Mercado Libre, OLX, Globant y Despegar.

0
Riesgo País + Alto de 2016
0
Riesgo País Noviembre 2017

Desde diciembre de 2015, el Presidente de la Argentina es Mauricio Macri, antes Jefe de Gobierno de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires. Su gestión está marcada por la apertura a nivel internacional: la meta del actual gobierno es instalar definitivamente a Argentina en el escenario económico global y reforzar las relaciones y tratados bilaterales como el G20, MERCOSUR e ICSID. La Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional subraya que las medidas tomadas por la gestión del mandatario -como liberar el control de capitales y quitar impuestos a las exportaciones- dieron como resultado una serie de anuncios de inversiones extranjeras en firmas nacionales en el rubro Energía (YPF, Barrick Gold, Patagonia Gold), Telecomunicaciones (Claro, Clarín/Fibertel, Telecom Argentina), Desarrollo inmobiliario (Grupo IRSA, Real Estate Developments) y Alimentos (Cervecería y Maltería Quilmes), tal como se detalla en este mapa de inversiones de AAICI. La perspectiva para el país es más que próspera y así lo indica el riesgo país, que bajó de 620 puntos básicos en septiembre de 2015 a 450 puntos básicos en marzo de 2016. Esta tendencia registrada indica que Argentina podrá explotar todo su potencial en los próximos años tras convertirse en una oportunidad más que interesante para realizar inversiones.

ENTORNO DE NEGOCIOS EN ARGENTINA

Por sus recursos naturales, su desarrollo científico y una nueva postura frente al mercado internacional, el mundo ha vuelto a poner los ojos sobre Argentina. Desde 2015, el país está empezando a cambiar. Su protagonismo en el mundo está creciendo desde la asunción de Mauricio Macri como presidente. El mandatario tiene una fuerte voluntad de fortalecer la economía a través de la promoción de inversiones. En lo que va de su gestión hubo medidas concretas en ese sentido, como la liberación del tipo de cambio, establecimiento de un cambio flotante y la quita de impuestos a las exportaciones. El clima empresarial es próspero y hoy se conjuga con un desarrollo científico que la destaca a nivel mundial: instituciones como el Consejo Nacional de Investigaciones Científicas y Técnicas (CONICET) y el Instituto Nacional de Tecnología Agropecuaria (INTA) son motivo de orgullos para el país por sus aportes a la comunidad científica mundial. La educación universitaria privada y pública estimula a los jóvenes a emprender. Compañías vinculadas a las comunicaciones como Globant, Mercado Libre y OLX, hoy juegan importantes roles en el mercado internacional.

ar_entorno

En Argentina, los inversionistas extranjeros y sus proyectos de negocios son protegidos por la Ley 21832 de Inversiones Extranjeras. Existe una gran cantidad de normativas nacionales e internacionales acreditan que el país es un destino seguro para las inversiones extranjeras, en tanto que la  Constitución Argentina equipara, en términos de derechos, a los extranjeros con los nativos. Por ejemplo, un extranjero tiene derecho a remitir ganancias en el exterior, así como también el derecho a repatriar sus inversiones; puede utilizar cualquiera de las formas legales de organización empresarial prevista por la legislación argentina y tiene derecho a acceder a servicios de crédito nacional y préstamos sujetos a las mismas condiciones que las empresas nacionales. Existen casi sesenta tratados bilaterales de inversión con otros países. Desde 1994 el país es miembro del CIADI y, desde 1996, es un Observador del Comité de Inversiones de la OCDE. Además, Argentina tiene cobertura de seguros para inversiones extranjeras contra riesgos no comerciales, ya que es miembro del Organismo Multilateral de Garantía de Inversiones (MIGA). En tanto, gracias a la Ley N°21382 de Inversiones Extranjeras., las inversiones extranjeras directas no requieren aprobación previa.

Como parte de un programa de promoción y facilitación de inversiones, la Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional (AAICI) brinda ayuda a inversores durante el proceso para definir e implementar las diferentes etapas de un proyecto de negocios. De esta manera, conecta a los potenciales inversores con entidades gubernamentales para facilitar y acelerar procesos, asiste a inversores a resolver cualquier dificultad que se presente, provee información del sector y estadísticas actualizadas sobre los sectores involucrados. Al mismo tiempo, AAICI trabaja con ministerios y miembros de congreso en generar un marco de regulaciones adecuado para las empresas. Así, desarrolla recomendaciones en reformas reguladores, simplifica procesos de inversión, apoya cambios en leyes que promuevan el comercio y la inversión internacional.

SECTORES EN ARGENTINA

Argentina posee ventajas evidentes: sus recursos naturales son considerables (cobre, gas, petróleo) y dispone de una mano de obra calificada y competitiva. Evoluciones positivas en materia de flujos entrantes de IED debieran observarse gracias a las nuevas orientaciones económicas, más favorables a los negocios, decididas por el presidente Mauricio Macri. En este sentido, se impulsó un Foro de negocios e inversión en septiembre de 2016, en el que participaron diferentes jefes de empresas extranjeras. En el mediano plazo, el gobierno espera atraer 31.000 millones de IED al país.

sectores_desarrollo

El desarrollo de Ciencia y Tecnología en Argentina se traduce en una serie de políticas, planes y programas llevados a cabo por el Estado, las universidades, los institutos nacionales y las empresas privadas del país. Instituciones como el CONICET hoy son reconocidas a nivel mundial por su desarrollo en una multiplicidad de áreas. A nivel internacional, además, Argentina es reconocida por haber dado brillantes investigadores como el premio Nobel en medicina Bernardo Houssay y científicos de reconocimiento global como Fiorentino Ameghino, Luis Federico Leloir y César Milstein.

Desde siempre, Argentina ha sido referente en la producción de alimentos gracias a sus recursos naturales: la diversidad climática, la fertilidad y extensión de sus tierras (30 millones de hectáreas cultivables) además de la mano de obra calificada, la convierten en un país líder en el rubro. Argentina es el mayor productor de alimentos per capita y el primer exportador de limones y de harina y aceite de soja. También es reconocida a nivel mundial por la calidad de su producción de carne, vinos y verduras. En las últimas décadas, logró enormes avances en materia de biología molecular, ingeniería genética y tecnologías aplicadas a los alimentos gracias al trabajo en conjunto entre firmas privadas e instituciones públicas. Ahora, Argentina ofrece una gran oportunidad de abrir nuevos mercados de alimentos gourmet y orgánicos. El Estado, por su parte, estimula y favorece las actividades innovadoras, lo que en el entorno competitivo que impone el comercio exterior, funciona como un incentivo constante para la innovación y la generación de empleos de calidad.

La construcción en Argentina tiene un perfil principalmente residencial y comercial. Su arquitectura se destaca por la combinación de las cúpulas de la belle époque rioplatense y las torres de oficinas construidas en los últimos años en todo el país. En la actualidad, la construcción es uno de los sectores más pujantes y uno de los principales motores del desarrollo, ya que además de generar fuentes de empleo dinamiza actividades como la producción de pinturas, ladrillos, maquinaria pesada, cemento y vidrio. Como oportunidades de inversión se destacan la construcción de oficinas, barrios residenciales premium y centros comerciales premium, obras que generan una importante renta para el recupero de la inversión.

Los abundantes recursos naturales de la Argentina (la potencia de sus ríos, el movimiento de sus mares, la fuerza de sus vientos y la fertilidad de sus tierras) la posicionan como un país con gran variedad de oportunidades para el acceso y la generación de la energía. El país tiene la tercera reserva eólica y la segunda reserva solar más importantes del mundo. Estos recursos, sumados a políticas públicas de largo plazo para el sector, configuran un excelente escenario para la inversión. Por ejemplo, pueden mencionarse los incentivos derivados del Régimen de Fomento Nacional para el uso de Fuentes Renovables de Energía, que incluyen la amortización acelerada del Impuesto a las Ganancias, la devolución anticipada de Impuesto al Valor Agregado, la deducción de la carga financiera en el Impuesto a las Ganancias y el certificado Fiscal por el 20 por ciento de la integración de componentes nacionales con un mínimo de un
30 por ciento, entre otras medidas.

Como dinamizadores de las inversiones, los servicios financieros resultan indispensables. Por eso, Argentina trabaja para que las instituciones que participan en el sector recuperen la credibilidad y accedan a nuevos financiamientos con fines productivos más convenientes. Con ese objetivo, el actual gobierno resolvió el litigio por la deuda en cesación de pagos después de años de conflictos judiciales, removió las restricciones cambiarias que limitaban el libre acceso a las divisas por parte del sector privado y quitó las trabas al envío de utilidades al exterior. Con esta importante proyección, el Banco Central de la República Argentina fomenta la expansión del sector bancario para que en los próximos años llegue a representar tres veces su tamaño actual. El mundo vuelve a confiar en Argentina y los servicios financieros serán claves en ese proceso de crecimiento.

La industria manufacturera argentina produce, trasforma, innova y ofrece a la sociedad bienes que buscan mejorar la calidad de vida, a la par que genera una importante cantidad de puestos de trabajo. El avance industrial le suma valor a la producción y aumenta la riqueza del país, además de contar con la capacidad de impulsar a muchas otras actividades. Su rol en el mercado, desde hace más de 80 años, es determinante: la industria representa un 30 por ciento de del PBI nacional. Su crecimiento en las últimas décadas fue muy interesante, ya que triplicó sus exportaciones en el término de 20 años. La normalización de la economía y el fomento de políticas públicas sectoriales generó un compromiso de inversiones equivalente a USD 8.700 millones.

La minería tiene un gran potencial en Argentina como impulsor sustentable de prosperidad gracias a su capacidad para estimular el empleo, liderar la transformación social, desarrollar las capacidades de sus recursos humanos y generar riqueza. Para eso es que el Estado argentino trabaja en generar un marco legal y financiero que genere confianza y libere el potencial de una industria de enorme valor. El Plan Minero Nacional, ejecutado por el Estado nacional y los Estados provinciales, convertirá al país en un jugador clave en la minería a nivel mundial. Hoy, Argentina es el décimo productor mundial de plata y el quinto en Latinoamérica, con potencial para posicionarse entre los cinco primeros del mundo. Por eso, su impulso será acompañado por el Estado argentino para garantizar el desarrollo responsable de la actividad, en cumplimiento con el marco legal, institucional y ambiental y respetando tanto los intereses de las empresas así como los de las comunidades locales.

De las 24 cuencas sedimentarias terrestres y marítimas que alberga Argentina, solo 5 se encuentran en producción, lo que significa que el potencial del sector es enorme y tiene una proyección por demás alentadora. En la actualidad se contabilizan reservas comprobadas de petróleo convencional por 2.500 millones de barriles y gas convencional por 12 Tcf (Trillion cubic feet), aunque en áreas aún sin explotar se registran existencias técnicamente recuperables que sumarían otros 2.200 millones de barriles de petróleo y 42 Tcf de gas. Como una de las oportunidades de inversión más atractivas se destaca Vaca Muerta, la principal formación de shale en la Argentina. Su gran potencial se debe a sus características geológicas y su ubicación geográfica: Vaca Muerta se encuentra en la Cuenca Neuquina, al sudoeste del país, tiene una superficie de 30 mil km2, un enorme potencial para la obtención de gas (308 TCF) y cuenta con recursos de petróleo que alcanzan los 16,2 miles de millones de barriles, lo que significa multiplicar por diez las actuales reservas de la Argentina. Siendo un sector fundamental para el desarrollo económico del país, el Estado argentino estimula y acompaña las inversiones en el sector para promover el crecimiento de la producción.

La competitividad y el continuo desarrollo son dos rasgos que distinguen a la industria farmacéutica en Argentina, que elabora medicamentos con los más elevados estándares internacionales de calidad. Es el tercer sector más importante de la industria y los laboratorios nacionales tienen más del 60 por ciento de la participación en las ventas totales. Por su dinámica, la innovación tecnológica resulta otro aspecto fundamental del sector, en lo que la biotecnología juega un rol clave, permitiendo mejorar procesos tradicionales, desarrollar nuevos productos y abrir nuevos horizontes para la industria farmacéutica. Existen múltiples oportunidades de inversión en el sector, ya que sobre la base del trabajo realizado y sustentado en políticas de Estado, Argentina constituye una plataforma estratégica de inserción hacia mercados no tradicionales.

Para los próximos años, el estado argentino prevé un shock de infraestructura que permitirá mejorar la calidad de vida de la población e incrementar la competitividad de la producción local. El desafío consiste en conjugar el aporte del sector público con la inversión privada para generar un marco productivo, estable y de confianza para las empresas. Para eso, en el área de energía, se avanza en los proyectos de nuevas centrales hidroeléctricas y nucleares, así como en obras vinculadas a los segmentos de transporte y distribución de energía eléctrica. En tanto, en el área de transporte, se anunció el diseño de la Red de Expresos Regionales, el mayor plan de infraestructura de la historia de la Ciudad de Buenos Aires. Además, el Ministerio de Transporte presentó planes de inversión por USD 30.000 millones para los próximos cuatro años con el objetivo de desarrollar el sistema de infraestructura vial, ferroviaria, portuaria y aeroportuaria. Más allá del rol activo del Estado en los diferentes sectores que requieren obras de infraestructura de manera urgente, los organismos multilaterales de crédito ya comprometieron su apoyo y anunciaron el financiamiento de inversiones por más de USD 6.000 millones: para esto será clave el acompañamiento del sector privado a través del régimen de Participación Público-Privado.

El sector de las Telecomunicaciones se mantiene en constante movimiento y se trasluce en cambios en las formas de expresarse y relacionarse. Argentina es líder en la región en materia de desarrollo de tecnologías de comunicación y generación de contenidos. Se trata de una sociedad que adopta rápidamente las nuevas tendencias: más de 10 millones de smartphones se venden por año, lo que genera la necesidad de ampliar la red de conexiones. Su mercado presenta un escenario atractivo para la expansión de la banda ancha, ya que más del 60 por ciento de los hogares tiene acceso a internet. ARSAT, la reconocida empresa de desarrollo de satélites del Estado, ubicó a Argentina como el único país de Latinoamérica con la capacidad de construir y desarrollar satélites propios. Además, las frecuencias 4G ya licitadas se expandieron y se incentiva el ingreso de nuevos participantes en el mercado argentino: las inversiones privadas se estiman en USD 5.000 millones para los próximos cuatro años.

Como el octavo país con mayor superficie a nivel mundial, importante extensión de costas marítimas y vías navegables, los sistemas de transportes ordenados, seguros, eficientes y no contaminantes resultan fundamentales en todo el país. Hoy Argentina cuenta con una extensa red vial de casi 79.000 kilómetros asfaltados, la mayor red ferroviaria de Sudamérica, más de medio centenar de puertos comerciales y 54 aeropuertos para trasladar a sus 43 millones de habitantes. El proyecto del Estado argentino para los próximos en el rubro de transporte y logística es reducir los factores que atentan contra la eficiencia superando los obstáculos existentes, articular con el resto de las políticas públicas que fomentan el incremento de los volúmenes comercializados y equilibrar regionalmente la matriz del crecimiento argentino. Para eso será necesario reconfigurar la matriz de transporte y logística a través de mayores inversiones en el transporte de mercancías a granel (a fin de lograr un incremento en la producción agrícola) y a través de contenedores para atender una mayor diversificación de productos.

Dentro de las 24 jurisdicciones que conforman la Argentina existen sitios únicos para conocer y recursos turísticos de atractivo para el turismo internacional. El territorio nacional se extiende desde las más elevadas cumbres de los Andes en el oeste hacia los ríos y enormes playas y acantilados del Mar Argentino en el este; desde la selva tropical de las Yungas al norte hasta los valles, glaciares, lagos y bosques fríos de la Patagonia Andina en el sur hasta la Antártida.

Además de su inigualable belleza natural, Argentina ofrece múltiples centros urbanos para conocer, con una rica Historia y una variedad de culturas para conocer. El legado de sus pueblos originarios y las sucesivas oleadas migratorias del siglo XX convirtieron a Argentina en un destino multicultural, que agrupa a un interesante abanico de grupos con sus costumbres y sus tradiciones. También la gastronomía, con fuerte influencia europea, pero con aristas propias ligadas a lo criollo, generan gran interés para los turistas.

Argentina es el tercer país más solicitado de la región por los turistas de todo el mundo: se calcula que unos 5 millones de turistas la visitan cada año. La principal afluencia de viajeros llega desde Chile, Perú, Colombia y México, pero también de Europa: miles de españoles, italianos, franceses, alemanes y suizos visitan el país año a año, ya que Argentina goza de una infraestructura de estándares internacionales, y se encuentra lista para recibir a turistas de todos los perfiles e intereses.

El destino más visitado es la Ciudad de Buenos Aires. Se la considera por su atractivo cultural y su arquitectura, y como punto de partida para recorrer el resto del país. También las Cataratas del Iguazú -una de las maravillas naturales del mundo- enclavadas en la selva subtropical al noreste del país resulta uno de los puntos clave del turismo internacional en Argentina. Otros destinos elegidos por los viajeros son Salta (su capital y sus valles calchaquíes despiertan el interés de visitantes de todo el globo); Bariloche (ubicada en la Patagonia, dueña de inmensos lagos azules, bosques de Arrayanes y centros de ski) y Calafate (con sus espectaculares glaciares), entre muchos otros.

Al haber sido pioneros en la organización de servicios para viajeros y turistas y en la hotelería turística, los migrantes suizos que se instalaron en la Argentina también se destacaron en este rubro. Crearon varios emprendimientos en distintos puntos del país: Villa General Belgrano, Villa Berna y La Cumbrecita (Córdoba), Bariloche (Río Negro), Colón y San José (Entre Ríos), entre otros. Algunos suizos fueron también pioneros en sus rubros respectivos, como Jorge Schmid (uno de los primeros en organizar avistajes de ballenas en el Golfo Nuevo de Chubut); Bernhard Gattlen (fundó una posada de lujo en la provincia de Buenos Aires, la Posada Suiza de San Miguel del Monte); Regi Lacona (creó un ecolodge en los Esteros del Iberá, Corrientes).

El desarrollo de software ha experimentado un crecimiento exponencial en Argentina durante los últimos años. El sector respondió al desafío de satisfacer a una demanda de productos y servicios modernos y que requieren constante actualización. Así, su oferta se consolidó a nivel internacional y se posicionó de manera satisfactoria como materia de exportación.

Esta producción nacional en el rubro IT responde a una suma de factores que conjuga el país, tales como recursos humanos altamente calificados, excelencia académica, innovación y capacidad creativa, un marco legal que incentiva su producción y hasta manejo del idioma inglés, que le permitió una rápida inserción en el mercado global. En los últimos años, la facturación aumentó en forma constante y el empleo en el sector creció de manera abrupta. La exportación se multiplicó hasta ocupar un cuarto de la facturación total del sector y hoy se lo considera el “mayor creador de empleo calificado” del país. Para su promoción, existen créditos fiscales para cancelar impuestos nacionales, desgravación del 60 por ciento en el monto total del Impuesto a las Ganancias y Estabilidad fiscal sobre los tributos nacionales por el término de 10 años.

La educación de Argentina es considerada una de las más avanzadas de América Latina. Es ampliamente reconocida y destacada por organismos internacionales como la Unesco. En instituciones estatales, la educación es gratuita para los niveles inicial, primario, secundario, terciario y universitario. Según datos del último censo (de 2010), la tasa de analfabetismo es del 1.9 %, siendo la segunda más baja de Latinoamérica.

El sistema educativo argentino es muy receptivo con extranjeros: la resolución 1523/90 permite que estudiantes de otros países no residentes en la República Argentina ingresen directamente a una universidad nacional para comenzar sus estudios de grado. El cupo de vacantes disponible varía de universidad en universidad y en el caso de las universidades privadas, la inscripción se formaliza a través de una carta de admisión legalizada para cumplir con los requisitos de las normas migratorias y consulares del correspondiente visado de estudiante.

Además, existen becas para estudiantes extranjeros que deseen iniciar o completar sus estudios en Argentina. El Sistema Informático de Solicitud de Convalidaciones de la Dirección Nacional de Cooperación Internacional del Ministerio de Educación ofrece la posibilidad de iniciar trámites y hacer seguimiento de solicitudes.

También existen instituciones de gran prestigio que se dedican a enseñar el español a extranjeros. Por ejemplo, la Asociación de Centros de Idiomas cuenta con más de 50 centros acreditados donde se puede estudiar el idioma con un alto nivel académico. En tanto, la Universidad de Buenos Aires –con 182 años de historia y reconocida a nivel mundial por su enseñanza- ofrece, a través del Laboratorio de Idiomas, cursos para el aprendizaje oral y escrito del español.

En Argentina, existen muchas empresas que comercializan sus productos y servicios en el exterior y representan al país en las bienales de arte más importantes, en ferias editoriales, en festivales de música y en ferias y mercados vinculados al diseño y la moda. La Agencia Argentina de Inversiones y Comercio Internacional acompaña a este sector a través de Industrias creativas y bienes culturales en todo el proceso de internacionalización. El objetivo principal es generar nuevas oportunidades de negocios y apostar al desarrollo de mercados específicos vinculados a la creatividad y la cultura, sumado a la expansión del idioma español a nivel internacional, demandan una actualización y capacitación constantes para estar a la altura del mercado internacional. Gracias al talento y la constancia de trabajo de los artistas y trabajadores de la cultura en Argentina, las oportunidades en las áreas de diseño, moda, editorial, artesanía, arte y música son diversas y de un potencial enorme.

Volver arriba