Saltear al contenido principal

Un evento que motivó el trabajo en equipo y la superación individual

La Cámara de Comercio Suizo Argentina recibió a Luis Aulestia, de la consultora Reto Corporativo, quien compartió cómo logró el récord Guinness en la montaña San Ángel, la más alta de Venezuela.

Un Evento Que Motivó El Trabajo En Equipo Y La Superación Individual

El pasado 2 de agosto la Cámara de Comercio Suizo Argentina (CCSA) fue escenario para el trabajo en equipo y la motivación individual. En su auditorio de la Avenida Leandro N. Alem, la institución recibió a Luis Aulestia, récord Guinness de descenso y ascenso de la montaña Sán Ángel, la más alta en Venezuela, y Co-fundador de la consultora de desarrollo humano y potencial organizacional Reto Corporativo.

En asociación con las cámaras de comercio binacionales Argentino-Británica, Argentino-Austríaca, Argentino-Holandesa y Argentino-Danesa, la CCSA invitó a los ejecutivos de sus empresas asociadas a participar de un espacio de motivación y liderazgo grupal. Aulestia compartió su experiencia propia, en la que hace 20 años logró descender y ascender en cuerda el monte San Ángel, y explicó cómo estos desafíos se reflejan en situaciones de la vida cotidiana de las organizaciones. Tras su disertación, convocó a los asistentes a participar de algunas actividades, como por ejemplo, resolver problemas sencillos en grupos.

Todo grupo de alto rendimiento necesita un entrenador que inspire confianza y compromiso. El rol del entrenador no es hacer las cosas, es hacer que el equipo logre lo que se propone cohesionándose y comunicándose. En las empresas a veces uno logra un objetivo pero cree que ya llegó, cuando en realidad está a mitad de camino. Una vez que bajamos de la cumbre de San Ángel teníamos que volver a subir. La mayoría de los errores y los accidentes en esta clase de desafíos son de regreso porque uno se relaja demasiado y se desconcentra“, dijo Luis Aulestia.

Es importante que siempre haya competencia para que aparezca la innovación y la creatividad. Saber que en el mercado hay otra empresa que vende lo mismo o tiene una técnica nueva sirve de motivación para que uno avance para no desaperecer“, afirmó el orador. “En los grupos de liderazgo siempre hay valles y crestas. Cuando todo parece estar mal, algo pasa y luego se reactiva la motivación del grupo. En una organización todos son importantes porque el compromiso o la falta de compromiso de una sola persona puede determinar la victoria o el fracaso de una tarea. El miedo ante los riesgos es importante porque una vez que se atraviesa, esto sube la autoestima del ser humano y lo impulsa a proponerse nuevos retos“, expresó Aulestia al final de su presentación.

Volver arriba