Saltear al contenido principal

La frontera cultural en Suiza según la Universidad de St.Gallen y la EPF Lausana

Un estudio indica que el röstigraben entre la comunidad germánica y la latina también se hace sentir cuando se trata de emprender. Los suizo-alemanes son más proclives a crear start ups que los demás.

La Frontera Cultural En Suiza Según La Universidad De St.Gallen Y La EPF Lausana

La noticia fue publicada esta semana en la prensa suiza. Entre los años 2002 y 2016, se crearon 25.000 emprendimientos, que generaron unos 120.000 empleos.

Un estudio de dos profesores (Beatrix Eugster, de la Universidad de St. Gallen, y Rafael Lalive, del EPF Lausana) había mostrado que una persona de la Suiza de habla francesa necesita un promedio de 35 semanas para encontrar un nuevo empleo, mientras en la de habla alemana solo 28 semana son necesarias. La Pr. Eugster lo explica con una “actitud distinta frente al estado y la noción de trabajo”. Los germánicos tienden más a arreglárselas por su cuenta mientras que los francófonos buscan ser contratados por medio de agencias de trabajo interino. “Los suizos alemanes son más audaces y tienen mayor iniciativa en sus profesiones” comentó Eugster.

Otro investigador, Mathias Binswanger (Profesor de economía en la FHNW – Fachhochschule del noroeste de Suiza, con sede en Basilea y varias otras ciudades) matiza este resultado comentando que “una mayor cantidad de start-ups en una región no implica que su economía esté mejor que en otras partes. Una crisis puede llevar a muchas personas a lanzarse por cuenta propia aunque no lo quieran”.

Más allá de las interpretaciones que se puedan hacer de este estudio, los resultados muestran que el röstigraben existe hasta en la creación de empresas.

Volver arriba