Saltear al contenido principal

Prueba piloto de Banco Galicia para atención de hipoacúsicos con Talk-In

El servicio provisto por Talk-In está enfocado hacia personas con discapacidad auditiva.

Prueba Piloto De Banco Galicia Para Atención De  Hipoacúsicos Con Talk-In

Como parte de su compromiso con la mejora en la experiencia de sus clientes, Banco Galicia pondrá en práctica una plataforma de interpretación en lengua de señas, con el fin de facilitar a las personas con discapacidad auditiva sus gestiones financieras al igual que las realizan el resto de los clientes.

La implementación de esta nueva herramienta provista por Talk-In permitirá romper las barreras comunicativas que encontraba este colectivo de personas al momento de realizar sus transacciones financieras. Asimismo, también se logrará una agilización de los trámites de forma directa y personal. Se llevará a cabo a partir del 25 de noviembre, en forma piloto, en tres sucursales de la Ciudad Autónoma de Buenos Aires para luego extenderse, en diferentes etapas, a otros puntos del país.

Las tres sucursales que forman parte de esta prueba piloto son: Colegiales (suc 21) de Av. Federico Lacroze 3101; Plaza de Mayo (suc 236) de Av. de Mayo 600; y Donato Alvarez (suc 257) de Avenida Rivadavia 6187.

El servicio de Talk-In funciona de la siguiente forma: cuando una persona sorda acuda a una sucursal en el horario habitual de atención al público y manifieste la necesidad de comunicarse por lengua de signos; el personal de atención de la sucursal utilizará una aplicación móvil para comunicarse con dicha persona a través de un intérprete online.

Esta iniciativa, que tiene como objetivo el de mejorar el acceso e inclusión de las personas en situación de discapacidad, se suma a la Certificación de Accesibilidad de la Asociación Civil ALPI, alcanzada por el Banco en 26 de sus sucursales y Plaza Galicia. Todas estas, cuentan con ingresos rampados o sin diferencia con la acera, pasillos anchos de paso necesarios para sillas de rueda, correcta accesibilidad a todos los espacios de la sucursal, adecuada visibilidad, escaleras con medidas reglamentarias y barandas o pasamanos, y baño de discapacitados; tanto para clientes como para colaboradores.

Volver arriba