UBS: COVID-19, RECUPERACIÓN ECONÓMICA Y ELECCIONES NORTEAMERICANAS

Ago 24, 2020 | Noticias, Noticias Socios

El viernes 21 de agosto, la Cámara de Comercio Suizo Argentina y Euro Cámara Argentina organizaron el webinar «COVID-19: Recuperación económica y elecciones norteamericanas», que estuvo a cargo de Alejo Czerwonko, Ph.D., Chief Investment Officer para Mercados Emergentes Americas de UBS Wealth Management.

La temática desarrollada por Czerwonko giró en torno a los impactos económico y financiero como resultado de la propagación del COVID-19, pensando en las elecciones norteamericanas que tendrán lugar dentro de nueve semanas. Los ejes temáticos abordados estuvieron vinculados con las estrategias de inversión, la construcción de cartera y la situación de patrimonio con el objetivo de «alcanzar paz mental y crecimiento patrimonial, logrando ciertos objetivos financieros».

Para introducir el contenido de su videoconferencia, planteó un resumen de situación macroeconómico, política y financiera global sobre tres escenarios: central, positivo y negativo respecto del outlook global con vistas a mediados de 2021.

Las áreas de interés propuestas por el disertantes fueron el COVID-19, las elecciones norteamericanas, la relación Estados Unidos – China y los aspectos fundamentales de la economía, incluyendo: crecimiento económico, política fiscal, política monetaria y tasas de interés.

Uno de los grandes interrogantes planteados fueron: qué capacidad tendrán las economías para recuperarse; qué posibilidades tendrán las compañías para generar utilidades; y hacia dónde van las tasas de interés.

En cuanto al COVID-19, Czerwonko sostuvo que la posibilidad de que haya mayores restricciones es muy baja y que hay que empezar a hablar y pensar más allá del COVID. Indicó que alguna de las cinco vacunas que hoy están en etapas finales logrará aprobarse este año, con una distribución más amplia durante 2021.

De cara a las elecciones norteamericanas, si bien dijo que no se puede predecir un resultado, estimó la llegada de una «ola azul», donde los demócratas no sólo lograrían liderar el poder ejecutivo sino también las cámaras legislativas. Puntualizó que, de ser así, no lo verían como una mala opción para la economía y el mercado. ¿Las razones? Reconoció que podría haber mayores tasas de impuestos, pero dijo que éstas vendrían acompañadas de un mayor gasto en infraestructura y en economía verde, que lo compensaría.

Adentrado en las relaciones internacionales entre Estados Unidos y China, refirió a que se trata de «relaciones circulares» que han venido para quedarse, ya que es muy poco probable que mejoren en forma significativa en el corto y mediano plazo. «Si hay un consenso entre republicanos y demócratas es que hay que ser duro con China. Es un poco lo que hay que hacer», precisó.

Sobre la economía global, enfatizó que «se va a recuperar, aunque con más sustentabilidad hacia el año próximo, acompañado de una política fiscal y monetaria bastante acomodaticia».

¿Cómo se traduce este contexto en recomendación de inversiones o en el outlook para ciertos activos financieros? Para dar respuesta , Czerwonko se plantó sobre mismos escenarios planteados al comienzo pero ahora los relacionó con inversiones. Y desde allí, comenzó a desplegar sus conclusiones:

«Las acciones globales no están baratas, pero tampoco extremadamente caras. A los múltiplos se los ve bajos, pero debemos entenderlos en un contexto de tasas de interés nominales y reales extremadamente bajas, que históricamente han tenido una relación bastante fuerte con los múltiplos. Con tasas muy bajas, múltiplos más altos y sobre todo -en la medida en que las rentabilidades se normalicen- la tendencia es que los múltiplos también se normalizarán».

«Tenemos una visión relativamente constructiva respecto de las acciones globales de aquí a 2021. Esto no es lineal y uno tiene que saber en qué se involucra. Nunca está demás recordar que las acciones son volátiles y el que no quiera correr el riesgo, es mejor que no compre acciones.»

Tras algunas consultas sobre las correcciones, expresó que constituyen una parte integral de los mercados accionarios globales. Asimismo, afirmó que la volatividad anual de este tipo de activo ha sido de doble dígito a lo largo de los últimos 10, 20 y 30 años. «Predecirlos es casi imposible, pero es lo que nos va a permitir el crecimiento patrimonial.»

En cuanto a los bonos, reconoció que el panorama es muy difícil y que apostar a la generación de retorno es muy complicado. «La prima de riesgo corporativo y soberano se amplió mucho a partir de marzo». Y del dólar, dijo que se viene depreciando bastante en las últimas semanas; no obstante, visualiza un upside en segmentos de negocio como energía y petróleo hacia 2021. Por otra parte, augura buenas posibilidades para el oro como activo protector, sobre todo en escenarios más negativos.

Con todo, Czerwonko cree ver algo de luz al final del camino. «El proceso de recuperación de las economías ya inició, pero será muy duro y muy largo. Nuestros estimados indican que para volver a los niveles de actividad similares al escenario previo a la pandemia, tendremos que esperar hasta 2022. No va a ser fácil para América Latina. Indudablemente, esto acentúa la necesidad de diversificar el patrimonio por fuera de lo regional», concluyó.